CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

sábado, 6 de diciembre de 2008

Sin tu latido!!!!!!!!!

Fue en el pueblo de pescadores donde todos pasábamos el verano. Cada tarde subíamos el pequeño cerro sobre el que está ese viejo molino de viento. Mirábamos al mar y descubríamos lejanos los barcos que venían de faenar todo el día. En silencio, abrazados, una lágrima furtiva recorría tu mejilla, mientras yo olía tu cabello y bebía de esa lágrima adolescente que tanto embriagaba mi alma. Apenas habíamos vivido nada y pensábamos ser dos corazones que querían comerse el mundo. Pero tú cada tarde de aquel verano, llorabas. Tu condición de mujer te aportaba la madurez suficiente para saber que aquello no sería eterno, que tendríamos otras vidas, que estaríamos con otras personas y que aquellas tardes de verano se desvanecerían en la niebla del olvido. Soñábamos, pese a todo, con estar juntos la vida entera.........Han pasado los años y cada uno vive su historia, pero yo no puedo olvidar aquellas tardes de verano. Y no quiero hacerlo y quiero seguir sintiendo, y sintiendo, no hace falta que imagine que estoy vivo. No sé si nos volveremos a ver algún día,pero da igual, ahora no es importante cualquier cosa que pudiera ocurrir. Solo tu recuerdo me remueve por dentro y no quiero pensar, ni saber, que hoy serías diferente, otra persona, no aquella a la que amé. Porque yo no soy aquel que fui.........................y ......nunca podré volverlo a ser...Algo que me apena, porque solo entonces podía saborear cada minuto de mi vida, cada latido de mi corazón.

3 comentarios:

Suki dijo...

Muy hermoso...como los amores de verano en la adolescencia, creemos que duraran para siempre, Qué equivocados podemos llegar a estar...
No somos los mismos de ayer ni los mismo de mañana, cada día, cada experiencia nos cambia,para bien y para mal.

Pao**Ortiz dijo...

Me encantó

lobo herido negro dijo...

Hace poco me atreví a darte el consejo de que nunca abandonaras la idea de seguir soñando. Pues ahora entiendo que debo ateverme a hacer lo mismo. Recordar, rememorar los tiempos tanto los buenos como los menos buenos es una forma de hacerlo. Porque lo necesitamos, porque nos hace ser personas y porque nos ayudar a vivir. Es hermoso tener recuerdos que se hagan presentes a traves de los sueños, porque nos ayudan a ser y a definirnos tal y como somos, tal y como intentamos ser. No hay una mejor manera de soñar que seguir soñando, no hay mejor manera de sentirse vivo que recordar el pasado, no hay mejor forma de amar que seguir amando. Y tu tienes la suerte de haber conocido el amor en estado puro. Sin condiciones, sin compromisos, sin preocupaciones, simplemente entregando. No tengas miedo a pensar o a conocer o a imaginar que puede haber cambiado, alegrate de amar, de haber amado y de seguir amando, porque seguramente ese corazon que un dia tocabas con tus manos, hoy aunque esté mas lejos aun te los estén dando.