CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

jueves, 18 de diciembre de 2008

No sé decir...."Lo siento".


En ocasiones ni un “Lo siento” es suficiente. Quizás sí para las personas que te quieren pero no para uno mismo. A veces hay días en que es mejor no levantarse. Son esos días en que todo se alía contra ti y aún así, tu peor enemigo eres tú mismo. Pero esa novela yo la leí hace mucho tiempo. Y así, en lo que dura el destello de una estrella que se apaga, estalla el detonador de mi carácter, el cartel que te ofrezco, el cuadro que pinto en un suspiro, la sangre que derramo a tus pies, y toda la hiel que podría llenar un océano. Todo, proyectado en la pared blanca de la inocencia de alguien que nunca espera la salida en tromba de mi ira. Después siempre un lamento, un llanto callado, la impotencia, y el suicidio moral. La soledad es aún peor… Y yo, que tanto ofrezco el consejo, que tanto intento limar las aristas hirientes de mi carácter. Yo que busco más la calma que el desorden, que solo insulto al Dios de mi ateísmo, no entiendo a nadie más que a mí en medio del desánimo y el desconcierto. Pero me canso, y me agoto en ese día en que debería quedarme en la cama mirando al techo, recordando a mis muertos y soñando con ellos…solo con ellos…los únicos a los que ya no podré hacer daño. El tiempo rompe mis velas y cada vez me cuesta más trepar por el mayor a coser los girones que yo mismo les hago. Termino mi faena, en la que los días me ayudan y pocas son las primaveras que viven enteras. Llevo en mi espalda una enorme luna herida, y la llevo conmigo como penitencia, y conmigo estará hasta que muera. La luna que más quise fue la luna que herida esta de muerte. Su herida esta en el alma…………en el rincón de la noche donde jamás hay paz ni tampoco cura.




No sé decir lo siento y siento decirlo tanto.






...los que nunca han sido buenos...malos....son son pa toa la via!



2 comentarios:

Suki dijo...

Hermosas palabras. No puedo decir más puesto que me has dejado sin palabras.

Poeta Sinverguenza dijo...

No has de decir nada, solo con mirarme a la cara sé quien eres...uno de mis hermanos.