CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

martes, 18 de agosto de 2009

Demasiada paz para mis nervios!

Dame un poco de la fiebre selenita que necesito para volver, para seguir escarbando en mis entrañas hasta dar con el remedio mágico que nos diferencia de los simples mortales. Deja que me pase los días deambulando por la nación que soy y que aún estoy por descubrir. No quiero, ni puedo soportar tantos días de calma chicha donde mi espíritu queda a merced del universo. Porque sé que cuando deje de tener cosas que decir será el principio del fin. Y no voy a ser yo quien deje de luchar un día para alimentarse callado de las lágrimas que nacen de la desesperación. Solo te imploro mi reina Luna que me des amor, amistad y rabia para vivirlas.

1 comentarios:

Isidro Jesus Cedrés González dijo...

Me gusta tu gato azul y espero que la luna te conceda todos tus caprichos, aunque pides mucho.
Jecego.